TINTE Y PERMANENTE DE PESTAÑAS PARA UNA MIRADA FELINA.

Las pestañas son uno de los grandes complejos de muchas mujeres: demasiado cortas, muy rectas, muy rubias o, por ejemplo, poco pobladas. Unas pestañas bonitas y cuidadas pueden ser la clave para que un rostro cambie su expresión y refleje una gran belleza.

¿Estás en guerra con tus pestañas? El tinte y la permanente de pestañas pueden ser tu solución perfecta pero, antes de lanzarte a conseguir una mirada de infarto, te recomendamos que te informes de sus pros y sus contras. Ya sabes que nunca hay un remedio perfecto.

Permanente de pestañas

La permanente de pestañas permite rizar la pestaña natural de forma que realzamos nuestra mirada. La curvatura del rizo dependerá de la longitud de la pestaña y del efecto que deseemos conseguir.

El tratamiento habitual consiste en aplicar un líquido y un bigudí y dejar actuar el tiempo necesario. Para que el rizo dure más, se recomienda repetir cada 45 días el tratamiento. Es un tratamiento sencillo y rápido, dura más o menos una hora y el efecto es inmediato. Al cabo de unos tres o cuatro meses las pestañas van volviendo a su estado natural.

Es muy importante que acudas a un centro profesional y especializado para no correr ningún riesgo y no estropear tus pestañas naturales.

Tinte de pestañas

El tinte de pestañas se aplica para aportar color y luminosidad al ojo, aumentando así la intensidad de la mirada. Es la solución perfecta para las que tienen las pestañas demasiado rubias y sufren complejo. O si tus pestañas son escasas, ya que les dará mayor espesor.

Además, cada día cuando te levantes verás cómo tus ojos parece que están maquillados y tendrás buena cara en todo momento. Incluso podrás dejar la mascara de pestañas a diario. El proceso es sencillo, no se tardan más de 15 minutos.

Los productos utilizados contienen agentes protectores del pelo y aumentan el brillo natural. Se recomienda repetir el tratamiento cada 6 semanas pero los precios son muy asequibles.

Igualmente que como te hemos adelantado sobre la permanente de pestañas, el tinte es un agente externo que estamos aplicando a una zona delicada de nuestro rostro. Déjate asesorar por los profesionales que vayan a hacerte este tratamiento.

Si no te quieres arriesgar, no hay nada mejor que las pestañas postizas. Es el truco perfecto para lucir una mirada impactante. Y siempre te quedarán las maravillosas extensiones de pestañas, un tratamiento semis permanente también muy eficaz.